Opiniones y reseñas literarias, musicales y más

lunes, 1 de septiembre de 2014

Nuevo grupo de Facebook para bloggers

Hemos creado un nuevo grupo de Facebook para bloggers que escriban sobre literatura, música, cine o televisión. Ya sabéis, lo que viene siendo la cultura popular.

Si tenéis un blog y queréis compartir experiencias, presentar vuestros blogs y hablar de todo lo que os apetezca relacionado con la blogosfera, no dudéis en uniros. Pinchad aquí. ¡Os esperamos!


https://www.facebook.com/groups/1460314737590251/

Megadeth: The scorpion


La canción que hoy os traemos pertenece a la que ya debéis saber que es una de nuestras bandas favoritas, los californianos Megadeth. The Scorpion está incluida en The system has failed de 2004, décimo álbum de la banda, sobre el que no nos vamos a explayar ya que ya os contamos todos sus pormenores en el post dedicado a Of mice and men.

The Scorpion fue el tercer single del álbum y aunque la banda la incluyó en el set list de su gira Blackmail the Universe, desde el año 2006 no la han vuelto a tocar en directo, una pena, porque la canción es fantástica. Como dato curioso comentar que la portada del single muestra una ilustración de un escorpión con seis patas, pero en realidad este animal tiene ocho, como buen arácnido que es.


El tema está basado en la fábula de Esopo El escorpión y la rana, esto lo reveló la propia banda contestando a la pregunta de un fan que pensaba que la letra hacía referencia a los rollitos de una noche. El tal fan debía andar bastante perdido porque no hay más que prestar un poquito de atención a la letra para darse cuenta de qué va el asunto, como podemos comprobar en el estribillo:

As I climb onto your back, I will promise not to sting
I will tell you what you want to hear and not mean anything
Then I treat you like a dog, as I shoot my venom in
You pretend you didn’t know, that I am a scorpion

Mientras suba por tu espalda, prometeré no picarte
Te diré lo que quieras oír y no significará nada
Te trataré como a un perro, cuando te inyecte mi veneno
No hagas como que no sabías que soy un escorpión

La letra, más obvia, no puede ser.

El escorpión y la rana relata la historia de un escorpión que, queriendo cruzar un río, le pide a una rana que pasaba por allí que le ayude en su hazaña, ya que él por sí mismo no puede hacerlo. La rana, al principio recelosa, se deja convencer por el escorpión, quien jura y perjura que no va a hacerle ningún daño. Tras subir al escorpión en su espalda, nota cómo éste la pica cuando están en medio del río. La rana, atónita ante tal situación increpa al escorpión y le pregunta: “¿Por qué lo has hecho? Ahora moriremos los dos”. A lo que el escorpión responde: “No he podido evitarlo, es mi naturaleza”.

La moraleja de esta fábula es que no nos podemos dejar engañar por aquellos que tratan de convencernos de que actuarán de una manera distinta a lo que suelen hacer habitualmente. Vamos, que no os dejéis convencer por gente falsa que os intenta vender la moto.

Aunque El escorpión y la rana se atribuye a Esopo, en realidad se desconoce su origen. Tampoco está claro el origen de Esopo ya que no existen evidencias de que existiese. Se piensa que pudo vivir alrededor del año 600 a.C. y que nació en Tracia, y podemos encontrar referencias a él en escritos de Aristóteles, Herodoto y Plutarco entre otros. Alguna de las fábulas más famosas que se le atribuyen son La zorra y las uvas, La liebre y la tortuga, La gallina de los huevos de oro o La cigarra y la hormiga entre muchas otras.

La canción de Megadeth da una vuelta de tuerca a la fábula en sus últimos versos, comparando al escorpión con el diablo.

Look deep, into my past
The pain I feel, is unsurpassed
I’m not, a lowly scorpion
I’m so much worse, I’m the fall of man

Investiga mi pasado
El dolor que siento no tiene igual
No soy un humilde escorpión
Soy mucho peor, soy la Caída del hombre*

*La Caída del hombre en la Biblia hace referencia al momento en el que Eva acepta comer del árbol prohibido, convencida por la serpiente, es decir, Satanás.



Podéis adquirir el CD por 12,95 € en Amazon pinchando aquí. O podéis descargarlo de iTunes por 9,99 € el disco o 0,99 € la canción, aquí.








martes, 1 de julio de 2014

Cerrado por vacaciones

Llegan los calores estivales y Al rico libro se va de vacaciones, pero ¡no os preocupéis! Volveremos con más libros y más música en septiembre.

Pero no nos vamos del todo: durante julio y agosto Al rico libro seguirá activo en las redes sociales, donde, entre otras cosas, os iremos adelantando lo que vendrá en septiembre. Y, por supuesto, también os contaremos nuestra experiencia en el Leyendas del Rock.Podéis seguirnos en Facebook aquí y en twitter aquí. ¡Os esperamos! Nos vemos en las redes este verano.

¡¡FELIZ VERANO A TODOS Y A DISFRUTAR!!

lunes, 30 de junio de 2014

Gamma Ray: Blood Religion

Lánguido, que eres un lánguido
La infame saga de Crepúsculo de Stephenie Meyer supuso una nueva imagen del vampiro radicalmente opuesta a la tradicional. La figura del vampiro oscuro y pérfido, dio paso a Edward Cullen (y todos sus clones posteriores que, afortunadamente, no conocemos), un adolescente blandengue y más soso que una comida de hospital, que se negaba a beber sangre humana y brillaba como David Bowie cuando le daba el sol. Un vampiro empeñado en mantener la virginidad de una novia tan moñas como él y atormentado porque… porque… Bueno, no llegamos a saber muy bien por qué exactamente; quizás el tener que dedicarse a repetir curso en el instituto durante toda la eternidad tuviera algo que ver.

La imagen del vampiro clásico sediento de sangre a la que estábamos acostumbrados hasta entonces (y la que nos gusta a las que hacemos este blog), se empezó a popularizar a principios del siglo XIX con la publicación del relato “The Vampyre” (“El vampiro”), del británico John Polidori, en 1819. “The Vampyre” surgió durante la famosa velada en la casa del lago Ginebra de Lord Byron dedicada a inventar historias de terror, la misma velada en la que Mary Shelley tendría la idea para otro mito del terror, Frankenstein. Aunque quizás en nuestro país “The Vampyre” no sea tan conocida como obras posteriores, su importancia en la imaginería popular y en la literatura es incuestionable, ya que introduce al primer vampiro moderno, Lord Ruthven, un ser maligno y peligroso, pero al mismo tiempo atractivo y magnético.  La influencia del relato de Polidori es innegable en obras mucho más conocidas en nuestros días, como “Carmilla” de J. Sheridan Le Fanu o la mítica Drácula de Bram Stoker, además de los penny dreadful del siglo XIX. Y, por supuesto, todas las novelas y películas de vampiros que vinieron a continuación, quizás no habrían existido de no ser por por “The Vampyre” (podéis leer o descargar en Project Gutenberg aquí el relato en inglés original). La popularidad de este relato no se limitó al Reino Unido: en Francia Cyprien Bérard publicaría su propia versión de la obra, Lord Ruthwen ou les vampires, además de aparecer Lord Ruthven citado en la famosísima El conde de Montecristo de Dumas, y en Alemania se harían incluso dos adaptaciones operísticas, ambas con el título de Der Vampyr, una a cargo de Heinrich Marschner y la otra –basada realmente en la novela de Cyprien Bérard- hecha por Heinrich Ludwig Ritter.


¿Con cuál os quedáis?
La fascinación por los vampiros en Alemania continuó en el siglo XX, dando como resultado una de las películas más emblemáticas e icónicas de la historia del cine: Nosferatu: eine Symphonie des Grauens (conocida en España simplemente como Nosferatu o Nosferatu el vampiro), de Murnau. Originalmente, la película iba a ser la primera adaptación cinematográfica de Drácula, pero un problema con los derechos de la obra obligó a los estudios a prescindir del famoso nombre y a tener que modificar la historia.
Nosferatu no sería el único vampiro icónico; las películas de la Universal y de la Hammer nos traerían otros dos vampiros inolvidables, Bela Lugosi y Christopher Lee, además de sentar y afianzar la imagen del vampiro moderno y occidental (hasta que llegó Crepúsculo, claro). Esta imagen se refleja a la perfección en la canción de la que hablamos hoy: “Blood Religion” de Gamma Ray.

El mismo año en que la espantosa saga de Crepúsculo veía la luz, también se publicaba Majestic, octavo álbum de estudio de los alemanes Gamma Ray. El disco tuvo que sufrir algunos comentarios negativos por parte de la crítica –algo totalmente injustificado, según nuestra opinión-, a pesar de contar con canciones como “Empathy” o “Blood Religion”, el tema al que dedicamos el post de hoy. “Blood Religion” es toda una oda al vampiro clásico sediento de sangre, y su letra está plagada de tópicos y referencias a este personaje.



La canción narra en primera persona la transformación de un hombre en vampiro. El comienzo es una imagen típica de historias y películas de vampiros: el vampiro en la habitación de su víctima a medianoche:

Clock strikes midnight in the palest moonlight
As the man walks into my bedroom
(El reloj da la medianoche en la luna más pálida
Mientras el hombre se adentra en mi habitación)

También se menciona la atracción de la víctima hacia el vampiro y lo fácilmente que cae bajo sus garras: “Yeah, bite me” (Sí, muérdeme).
No podían faltar las referencias al vampiro como criatura demoníaca que tienta al ser humano con el objetivo de alejarle del cristianismo (y, por ende, de la cruz):

Now, hell is my home, the sadness is gone
But don't you think my soul it is lost
If you really care just hold out your hand
And I will free you all from the cross
(Ahora el infierno es mi hogar, la tristeza se ha ido
Pero no penséis que mi alma está perdida
Si realmente os importa solo extended vuestras manos
Y os libraré de la cruz)

Por supuesto, hay partes que parecen sacadas directamente de una película de la Hammer (películas que, estamos seguras, Kai Hansen ha visto):

The priest is raising hands to do the final execution
Shouting out in agony, "Fear the cross"
I'm digging my claws into his neck and raise him to the ceiling
Gritting my teeth I smell the blood, you are lost
(El sacerdote está alzando sus manos para hacer la ejecución final
Gritando en agonía, “Teme a la cruz”
Yo clavo mis garras en su cuello y lo levanto hasta el techo)

El vampiro se guía por su sed de sangre:

Searching for a white neck to bite
I was restless and the hunger
Carried me on through the night
(Buscando un cuello blanco que morder
Estaba sin descanso y el hambre
Me guió a través de la noche)

En una de las estrofas más coreadas de la canción, se repite casi como un mantra que la sangre es una religión: “Into the dark, blood religion” (En la oscuridad, religión de sangre).

Aquí tenéis un fan made video para que escuchéis la canción:




Como veis, se trata de una canción totalmente vampírica, pero con vampiros de verdad y no esas versiones edulcoradas y para niños de Stephenie Meyer y posteriores. Una canción que, además, es muy buena y os recomendamos que escuchéis.
Podéis comprar el cd Majestic desde 6,56 euros aquí.


viernes, 27 de junio de 2014

The Silence of Ghosts

TÍTULO: The Silence of Ghosts

AUTOR: Jonathan Aycliffe 

PRECIO: 5,90€

PLATAFORMA: Amazon

IDIOMA: Inglés

PINCHA AQUÍ PARA DESCARGAR



ARGUMENTO:
Poco después de perder una pierna en combate durante la Segunda Guerra Mundial, el joven Dominic y su hermana Octavia, que perdió el oído años atrás, son obligados a trasladarse a la casa que su familia posee en el campo para alejarse de los bombardeos en Londres. Una vez allí, Octavia asegura estar escuchando ruidos extraños. Aunque en un principio Dominic se muestra reticente a creerla, una serie de sucesos para los que no encuentra explicación y la aparición de unos misteriosos niños le hacen sospechar que la casa alberga una presencia siniestra.

OPINIÓN:
Como os habréis podido imaginar leyendo el argumento y viendo la portada, hoy os hablamos de una novela de terror. The Silence of Ghosts –que en español se puede traducir como El silencio de los fantasmas- es una novela de casa embrujada llena de tópicos y clichés.

Jonathan Aycliffe, es en realidad el seudónimo utilizado por el autor y especialista en estudios islámicos y medicina natural Denis MacEoin para escribir (y publicar) novelas de terror. En España es conocido entre los aficionados al género, sobre todo, por La habitación de Naomi, una novela absolutamente terrorífica publicada en nuestro país por Plaza & Janés (aunque tiene muchos más libros). The Silence of Ghosts –aún no traducida al español, que sepamos- no llega a la altura de esa obra. Tampoco aporta nada nuevo y resulta bastante previsible menos en lo que respecta al final. Sin embargo, es un libro entretenido y hemos disfrutado con su lectura. Tiene un regusto muy clásico y la ambientación nos ha gustado mucho, muy “fantasmagórica”. Contiene también momentos de tensión de esos que luego no te dejan dormir bien por las noches, pero si buscáis algo nuevo o una vuelta de tuerca al subgénero de casas embrujadas, The Silence of Ghosts no es para vosotros.

Debemos decir también que el final nos ha dejado un tanto descolocadas. No queremos hacer spoilers, así que solo diremos que no es lo que esperábamos y que no nos ha terminado de gustar. Además, hemos quedado con la impresión de que ha habido elementos en la novela que sobraban, que al terminar la novela no pintaban nada y estaban solo para rellenar hojas.

Como hemos dicho, la novela no está traducida al español (si lo está, no la hemos encontrado), pero con un nivel de inglés medio podréis leerla sin (demasiados) problemas.