Opiniones y reseñas literarias, musicales y más

lunes, 22 de septiembre de 2014

Edguy: Robin Hood

El mito de Robin Hood, el bandido medieval que, armado con un arco, roba a los ricos para ayudar a los pobres, ha tenido múltiples adaptaciones tanto en el cine como en la literatura. Pero de la que os vamos a hablar hoy no es ni una película ni un libro, sino una canción, que esto es un Metal Bookshop y, por tanto, va de música.

“Robin Hood”, el tema del que trata este post pertenece al grupo alemán Edguy y, como su título indica, está basado en el famoso personaje inglés. La canción forma parte del noveno álbum de estudio de la banda Age of the Joker, un disco que recibió críticas dispares y no fue tan bien acogido como anteriores trabajos de la banda. No vamos a entrar en polémicas ahora, pero sí diremos que a nosotras nos parece un disco excelente y os aconsejamos que lo escuchéis.

Aunque la cultura popular sitúa a Robin Hood durante el reinado de Ricardo I de Inglaterra (conocido como Ricardo Corazón de León), enfrentándose al príncipe Juan –hermano de Ricardo–, mientras su hermano estaba de Cruzadas por el mundo (por cierto, lo idealizada que está la figura de Ricardo Corazón de León también daría para un post, pero no para este), lo cierto es que su origen se remonta a años después, en el siglo XIII, cuando aparecen registrados varios delincuentes con el nombre de Robin Hood o similares (como Robert Hod, Robyn Hode o Robin Hud). Sin embargo, no se sabe con seguridad si el legendario personaje que conocemos en la actualidad está basado en uno de esos criminales en concreto, es un cúmulo de todos ellos o se trata, simplemente, de un nombre genérico que se adoptó para crear a un personaje de ficción. La primera referencia literaria a Robin Hood de la que se tiene constancia no llega hasta el siglo XIV, cuando su nombre aparece mencionado en el poema Piers Plowman, de William Langdam, en un verso que parece una alusión a que ya existía una leyenda sobre el bandido:

I kan noght parfitly my Paternoster as the preest it syngeth,
But I kan rymes of Robyn Hood and Randolf Erl of Chestre
(No puedo recitar el Padre Nuestro perfectamente como el sacerdote,
Pero conozco rimas de Robin Hood y de Ranulf, Earl de Chester)

Además, existen obras de teatro medievales sobre Robin Hood, donde también aparece la doncella Marian (cuyo nombre probablemente alude a la Virgen María), a la que se asociaría siempre como objeto del amor de Robin. Sobre esto no podemos
resistirnos a mencionar la obra francesa del siglo XIII Le jœu de Robin et Marion, de Adam de la Halle: aunque no haya nada que vincule esta pieza con la posterior leyenda de Robin Hood, es innegable que resulta, cuanto menos, llamativo (sobre todo si tenemos en cuenta que el nombre de Robin es de origen francés) y nosotras personalmente pensamos que seguramente sí que existe algún tipo de relación.
Lady Marian en el vídeo de Edguy

No sería hasta finales del siglo XV cuando empezó a surgir el mito de Robin Hood más parecido a como lo conocemos en la actualidad, con trabajos como Robin Hood and the Monk (circa 1450), poema en el que también aparecen los personajes de Little John y del sheriff que se convertiría con el tiempo en el archienemigo de Robin.

La leyenda y la historia de Robin Hood continuaron su desarrollo hasta llegar a la actualidad. En el siglo XX, Robin Hood se convirtió en un icono gracias al cine, especialmente a películas como The Adventures of Robin Hood de 1933(en España Robín de los bosques), con el australiano Errol Flynn interpretando al mítico bandido embutido en mallas verdes. A pesar de que en los 90 se hicieron versiones con un Robin Hood menos… “bailarín de ballet”, está claro que Edguy se inspiraron en la clásica película de los 30 para hacer el vídeo de la canción de la que hablamos hoy. Sí, “Robin Hood” tiene vídeo, como podéis ver más abajo. Y os recomendamos encarecidamente que deis al play y no os lo perdáis porque no tiene desperdicio. Y no os decimos más, que no queremos hacer spoilers. Pero vedlo.




La letra de “Robin Hood” coge rasgos de la leyenda y de la historia tal y como la conocemos para darle un toque de humor:

Never shaves to show his face
Legend has that all he does all day
is shooting, ducking and running from the law
(Nunca se afeita para mostrar su rostro
La leyenda dice que lo único que hace en todo el día
Es disparar, esconderse y escapar de la ley)

Naturalmente, también hay referencia a la identificación popular de Robin Hood con un arquero: “Fly from the son of an arrow” (Huye del hijo de una flecha).

Errol Flynn será un icono, pero nosotras nos quedamos con Tobias Sammet


Y teniendo en cuenta el sentido del humor de Edguy, no podía faltar unos versos como estos cuya interpretación os dejamos a vosotros:

When Robin Hood can't find no one
Who would caress his Little John
(Cuando Robin Hood no pueda encontrar a nadie
Quién acariciará a su Pequeño John)





Podéis comprar la canción "Robin Hood" en iTunes por 0,99 euros y en Amazon por 1,29 euros.
También podéis comprar el álbum Age of the Joker en iTunes por 9,99 euros y en Amazon por 9,49 euros. El CD lo tenéis disponible aquí por 10,48 euros.

Y si os gustan Edguy, en octubre darán tres conciertos en España (a los que, por supuesto, acudiremos):

- 17 de octubre: Madrid Sala Penélope
- 18 de octubre: Bilbao, Santana 27
- 19 de octubre: Barcelona, Razzmatazz 2


viernes, 19 de septiembre de 2014

Idyll


TÍTULO: Idyll

AUTOR: Elio Quiroga

PRECIO: 19,95 €

PLATAFORMA: FNAC

PINCHA AQUÍ PARA COMPRAR EN PAPEL



ARGUMENTO:

Karen, una adolescente problemática,  se traslada a vivir junto a sus padres a una comunidad idílica donde la gente parece feliz y el crimen brilla por su ausencia. Al llegar todo lo que le rodea parece normal, no deja de ser la típica comunidad para gente rica, pero pronto descubrirá que bajo la aparente fachada de perfección se esconde un secreto muy, pero que muy oscuro y perturbador.

OPINIÓN:

Vayamos por partes, porque con este libro hay que ir así. Cuando leímos por primera vez su argumento nos despertó muchísima curiosidad y teníamos unas expectativas muy altas sobre él, así que empezamos su lectura con muchas ganas. También nos apetecía leerlo por su autor, del que habíamos visto su película No-Do, que sin ser una maravilla, sí que nos parece que está bastante bien resuelta. Si bien es verdad que el argumento está un poco manido – ¿quién no ha visto algún telefilm de los que echan en la tele al mediodía sobre comunidades exclusivísimas que esconden secretos oscurísimos? – no deja de ser atrayente para el lector – pasa un poco como con las historias de casas encantadas, el escenario es siempre parecido, pero siempre funciona.

El libro cuenta con todos los elementos del terror en estado puro, desde unos personajes aparentemente normales que esconden un pasado oscuro, pasando por un ambiente normal de día que pasa a ser terrorífico y perturbador de noche  y sobre todo una intriga que se mantiene prácticamente hasta llegar a un efectista final.

La historia narrada en Idyll es enganchante a más no poder, es complicadísimo dejar de leer el libro una vez que se empieza… PEEEEEEEEEEEEEROOOOOOOOOOOO –  sí, ahora viene el pero, y es un PERO con mayúsculas – el libro está plagado de situaciones…  ¿cómo decirlo? traumatizantes se queda corto. Para empezar en la portada hay un aviso que indica que el libro contiene escenas de violencia y sexo explícito, esto nos recordó un poco al típico cartelito de “parental advisory/explicit content” que los fans de One direction y cosas así no habrán visto en su vida, pero al que los oyentes habituales de heavy metal estamos más que acostumbrados. Cuando lo vimos pensamos, bueno, no será para tanto… pues sí, lo es. Para nosotras este tipo de efectismo lo único que consigue es cargarse un poco la historia, nosotras entendemos el terror de otra manera, no necesitamos descripciones de desmembramientos paso a paso para saber que algo malo está ocurriendo, ni tampoco necesitamos que nos expliquen con todo lujo de detalles que hay gente pirada a la que le va la coprofagia, eso aparte de darnos un asco que no veáis, acaba con nuestro interés. Ha habido varios (muchos) momentos en los que hemos tenido que saltarnos páginas porque las descripciones eran “too much”. Habrá quien piense que a lo mejor somos un poco moñas y por eso no hemos podido con ello, pero quien sea lector habitual de este blog, sabe que somos fans del heavy metal y del terror, así que no, moñas no somos, simplemente nos gusta el terror que sugiere más que describe. El terror que sugestiona es el verdadero terror, el que hace que mires por encima del hombro cuando entras en una habitación oscura, ese es el que nos gusta. Y si no, vamos a poner un ejemplo que todos comprenderéis, ¿qué película da más miedo? ¿La profecía u Holocausto caníbal? Holocausto caníbal miedo no da, lo que provoca es asco e indignación… pues eso.

Resumiendo, nos ha parecido un libro que podría ser muy bueno, si no fuese porque se ha pasado tres pueblos.

Os recordamos que hemos creado un grupo en Facebook para blogueros de literatura, música, cine, televisión... Si queréis apuntaros podéis hacerlo aquí. Que no os eche para atrás que sea un grupo cerrado, mandad la solicitud y os aceptaremos. Lo hemos hecho así para evitar spammers y trolls.


miércoles, 17 de septiembre de 2014

La princesa de hielo

TÍTULO: La princesa de hielo

AUTOR: Camilla Läckberg

PRECIO: 6,64 €

PLATAFORMA: Amazon

PINCHA AQUÍ PARA DESCARGAR



ARGUMENTO:
La violenta muerte de Alexandra Wijkner quiebra la paz de la tranquila localidad de Fjällbacka.   La policía no tarda en descubrir que detrás de lo que aparentaba ser un suicidio se esconde un turbio asesinato. La escritora Erica Falck, amiga de la infancia de Alexandra, comienza a indagar en el crimen por su cuenta, uniéndose al detective Patrik Hedström en la investigación.

OPINIÓN:
Empezamos a leer La princesa de hielo con muchas ganas. Nos atraían tanto su argumento –somos fans del misterio– como la popularidad de la novela, que inició una saga que ya lleva más de diez millones de ejemplares vendidos en todo el mundo. Quizás por eso la decepción ha sido tan grande.
La princesa de hielo nos ha parecido una novela completamente prescindible. Un libro que ni fu ni fa. Es una obra fácil de leer, ligera (quizás demasiado ligera) y sin complicaciones, pero que no es mejor que otras novelas de misterio y que no sobresale en absolutamente nada. Vamos, que das una patada y te encuentras millares de obras similares.
En La princesa de hielo no hemos encontrado originalidad y, aunque esto tampoco es malo en sí mismo, nos ha chocado que una novela tan… ¿podemos decir mediocre? haya tenido tanta repercusión. En nuestra opinión, es completamente prescindible.
Las páginas de La princesa de hielo están cargadas de tópicos y clichés, desde los personajes (esa mujer maltratada que no se atreve a huir de su marido) hasta situaciones y, por supuesto, la resolución y el motivo del crimen, sin olvidar la relación entre Erica y Patrick, que parece que la autora no sabía desarrollar y acabó metiendo prácticamente sin venir a cuento. Todo en la novela es previsible, por eso nos resulta chocante su éxito.
A todo esto hay que sumar que el estilo de Camilla Läckberg nos ha resultado demasiado sencillo, incluso nos atreveríamos a decir simple. Aunque esto quizás no sea culpa de la autora, sino de una traducción que nos ha llegado a chocar: por ejemplo, jamás se usa el “usted”, siempre el “tú” aunque se esté hablando con ancianos a los que se llama señor o señora  tal, quizás sea un rasgo de la cultura sueca, una (mala) decisión del traductor o del editor/corrector del texto, no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que nos ha parecido algo rara en el mal sentido y nos ha reafirmado en nuestra teoría de que hay que leer el texto en su idioma original siempre que se pueda.
Como veréis, no hemos quedado contentas con La princesa de hielo. A pesar de ello, no descartamos leer alguna de las siguientes novelas de la saga en el futuro, porque las tramas siguen llamándonos la atención y quizás mejoren en el futuro (esta es la primera novela no solo de la serie, sino de Camilla Läckberg).
Si queréis comprar el libro en papel, podéis hacerlo aquí por 9,50 euros.

Os recordamos que hemos creado un grupo en Facebook para blogueros de literatura, música, cine, televisión... Si queréis apuntaros podéis hacerlo aquí. Que no os eche para atrás que sea un grupo cerrado, mandad la solicitud y os aceptaremos. Lo hemos hecho así para evitar spammers y trolls.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Metallica: One


Hoy volvemos a traeros un tema de otro de nuestros grupos favoritos, Metallica. La canción que hoy os presentamos está incluida en … And justice for all, cuarto álbum de la banda y último que grabaron con el productor Flemming Rasmussen, con el que habían contado en sus dos anteriores trabajos y que ganaría un Grammy en 1989 precisamente por la producción de nuestra canción literaria de hoy.

Portada del single One


…And justice for all salió a la luz en agosto de 1988  y fue el primer álbum en el que participó el bajista Jason Newsted tras la muerte de Cliff Burton. El disco se caracteriza por tener un sonido más progresivo que el de sus anteriores álbumes, aunque sin salirse en ningún momento del thrash metal y también porque la duración de las canciones es notablemente más larga de lo que habían hecho hasta entonces.

El disco gozó de una excelente acogida por parte de crítica y público y es considerado hasta ahora uno de los mejores de la banda. Al igual que Rasmussen, Metallica también recibió un Grammy por el tema de hoy en 1989 en la categoría de mejor interpretación de Hard Rock/Metal, premio no exento de polémica por cierto, ya que ese año todo parecía indicar que el ganador iba a ser Jethro Tull con Crest of a Knave.

One es nuestra canción de hoy, fue el tercer single del álbum y el primero en la historia de la banda para el cual se rodó un video – el cual podéis ver más abajo – y su letra está basada en la novela de Dalton Trumbo, Johnny got his gun (Johnny cogió su fusil). El tema relata la historia de un soldado que despierta en una camilla tras haber perdido sus extremidades, orejas, boca y ojos... Sí, un poco gore la cosa. La letra narra en primera persona los pensamientos y sentimientos de este soldado cuando dice:

I can't remember anything
Can't tell if this is true or dream
Deep down inside I feel to scream
This terrible silence stops me

No puedo recordar nada
No sé si esto es verdad o un sueño
En el fondo siento la necesidad de gritar
Este silencio terrible me frena

Now that the war is through with me
I'm waking up, I cannot see
That there is not much left of me
Nothing is real but pain now

Ahora que la guerra está acabada para mí
Me despierto, no puedo ver
Que no queda demasiado de mí
Nada es real ahora, excepto el dolor

Johnny got his gun (Johnny cogió su fusil) es una novela antibelicista de Dalton Trumbo, publicada por primera vez en 1939. La misma relata la vida de John Bonham, un soldado que tras ser alcanzado por la explosión de un obús durante la Primera Guerra Mundial, despierta en un hospital y se da cuenta de que ha perdido su cara y sus extremidades y que le resulta imposible comunicarse, con lo que se verá forzado a vivir a solas con su pensamiento el resto de su vida. Ante esta situación intenta suicidarse auto asfixiándose, cosa que no logra (la auto asfixia, por si no lo sabéis es imposible de realizar, no se puede dejar de respirar a conciencia hasta morir). Esto también queda reflejado en la canción de Metallica:

Hold my breath as I wish for death
Oh please, God, wake me

Aguanto la respiración mientras deseo la muerte
Por favor, Dios, despiértame

El título de la obra se inspira de manera irónica en la frase “Johnny, get your gun” (Johnny, coge tu pistola) una expresión que solía utilizar el ejército americano a finales del S.XIX y principios del S.XX para animar a los jóvenes a alistarse. La frase se popularizó a raíz de la canción Over there de George M. Cohan, muy popular durante la Primera Guerra Mundial.

Dalton Trumbo fue un escritor y guionista estadounidense autor entre otros de los guiones de Vacaciones en Roma, El bravo (por las que ganaría sendos Oscars), Espartaco o Papillon. Fue uno de “Los diez de Hollywood” (The Hollywood Blacklist o lista negra de Hollywood), nombre con el que se conoció a las personas que se negaron a declarar ante el Comité de Actividades Antiestadounidenses durante la caza de brujas iniciada por el senador Joseph McCarthy.

En 1971 el propio Dalton Trumbo dirigió una adaptación cinematográfica de la obra, con Timothy Bottoms en el papel de John Bonham y que contó entre otros con la presencia de Donald Sutherland y Jason Robards. La película ganó el premio especial del jurado en el Festival de Cannes de 1971 y el premio de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica.

Os dejamos con el video de la canción en el que por cierto, se utilizan imágenes de la película dirigida por Trumbo, no dejéis de prestar atención al diálogo entre John Bonham y su padre en el que el niño le pregunta: "What is democracy?" (¿Qué es la democracia?) a lo que su padre responde: "It's got something to do with young people killing each other, I think" (Tiene algo que ver con jóvenes matándose unos a otros, creo). Que lo disfrutéis.


Podéis comprar el CD en Amazon por 6,99 € (precio irrisorio) aquí. O descargarlo aquí también por 6,99 € el disco o por 1,29 € la canción. O si lo preferís, podéis descargarlo desde iTunes por 9,99 € el disco aquí.


Os recordamos que hemos creado un grupo en Facebook para blogueros de literatura, música, cine, televisión... Si queréis apuntaros podéis hacerlo aquí. Que no os eche para atrás que sea un grupo cerrado, mandad la solicitud y os aceptaremos. Lo hemos hecho así para evitar spammers y trolls.





viernes, 12 de septiembre de 2014

Los sueños de la memoria

TÍTULO: Los sueños de la memoria

AUTOR: Juan P. Vidal

PRECIO: 17,95 €

PLATAFORMA: Ediciones Pàmies (edición en papel)

PINCHA AQUÍ PARA COMPRAR


ARGUMENTO:
La muerte de su esposa en un accidente de tráfico hace que Martín descubra la infidelidad de esta y que ni siquiera es el padre biológico de la hija de ambos. Abrumado por una suerte de crisis existencial, decide viajar a Nueva York en busca de su padre, que abandonó a su familia cuando él era solo un niño.

OPINIÓN:
Es difícil calificar y describir Los sueños de la memoria. Realmente es una novela en la que no pasa mucho. Sí que hay acción y acontecimientos importantes, pero son escasos y están muy espaciados, incluso aunque vayan a resultar de gran relevancia en la historia.

Los sueños de la memoria es una novela de reflexiones en la que se nota la pasión de su autor, Juan P. Vidal, por la filosofía. El libro está cargado de diálogos sobre cuestiones existenciales, sobre los motivos que mueven a las personas. En ocasiones, más que diálogos hemos tenido la sensación de que los personajes no “conversan” o se dan réplica, sino que lo que la idea que uno expresa inicialmente, es complementado (que no siempre respondido) por lo que dice otro. También nos ha parecido que a veces los temas tratados en estas conversaciones, se repetían mucho a lo largo del libro. Esto hace que muchos personajes se vean como una sombra o prolongación de Martín, algo que quizás tenga mucho que ver con la repetición de los nombres de personajes en la novela. La incidencia en las tribulaciones y reflexiones sobre los mismos temas, ha hecho que en ocasiones tengamos la sensación de que la novela no avanza y que no está pasando nada.

A pesar de esto, la novela sí ha llegado a captar totalmente nuestro interés, incluso a resultarnos absorbente por momentos. Porque entre tanta reflexión y tanta discusión filosófico-existencial, el autor introduce saltos en el tiempo y elementos de misterio perfectamente dosificados y perfectamente situados para que queramos saber qué ha ocurrido, qué depara el destino a Martín y qué decisiones acabará tomando, involucrando así más al lector en una trama que, de otra forma, podría resultar demasiado estática si lo que buscamos es acción.

Los sueños de la memoria nos ha parecido una novela pausada, sin un ritmo trepidante ni acción a raudales, pero que cuenta con los recursos para mantener la atención del lector y que, en resumidas cuentas, a nosotras nos ha gustado.

Os recordamos que hemos creado un grupo en Facebook para blogueros de literatura, música, cine, televisión... Si queréis apuntaros podéis hacerlo aquí. Que no os eche para atrás que sea un grupo cerrado, mandad la solicitud y os aceptaremos. Lo hemos hecho así para evitar spammers y trolls.