Opiniones y reseñas literarias, musicales y más

miércoles, 20 de marzo de 2013

A Cutthroat Business


TÍTULO: A Cutthroat Business

AUTOR: Jenna Bennett

PRECIO: 2,34€

PLATAFORMA: Amazon (pincha aquí para convertirlo en epub)

IDIOMA: Inglés

PINCHA AQUÍ PARA DESCARGAR

ARGUMENTO:
La tranquila (y aburrida) vida de Savannah Martin, agente inmobiliaria recién divorciada, cambia cuando acude a enseñar una casa a un cliente de su compañera Brenda después de que esta no apareciese. Al llegar, Savannah descubre que el cliente en cuestión es un antiguo compañero de instituto, el problemático Rafe Collier y, más aterrador, que Brenda yace muerta en la casa que debía enseñar: alguien le ha cortado el cuello.
Movida por una curiosidad innata, Savannah comienza entonces a investigar por su cuenta el asesinato de Brenda, lo que acaba acercándola irremediablemente a Rafe.

OPINIÓN:
Hay una palabra que define muy bien lo que nos ha parecido A Cutthroat Business: aburrida. También podríamos añadir más cosas, como insulsa, tediosa, falta de interés, nada original… Pero realmente con aburrida queda muy bien descrita.
Se trata de una novela romántica ligera, tipo “chick-lit”, que se mezcla con el misterio, sin conseguir llegar a cuajar nunca en ninguno de los dos géneros: en la parte romántica está cargada de clichés y estereotipos (chica modosita y pijoleta que se siente atraída por un macarra con oscuro pasado que, en el fondo, tiene buen corazón: ¿verdad que todos conocemos esta historia?), con una tensión sexual inexistente prácticamente hasta el final de la novela y que, cuando llega, lo hace de manera forzada y poco creíble. En cuanto al suspense, simplemente, no existe. Una buena novela de misterio debe enganchar al lector, conseguir que no pueda soltar el libro. En este caso, eso no sucede: las partes de la investigación del crimen resultan tan aburridas e innecesarias como el resto del libro. Su autora, Jenna Bennett, no ha sido capaz de generar la menor intriga. Sí, Savannah investiga y descubre cosas, pero no lo hace de manera que nos llame a querer descubrir más. Creemos que la culpa de que esto suceda viene dada en gran parte por la mezcla del romance y el suspense, que provoca que ninguna de las tramas se desarrolle del todo. Además, entre las cosas que deberían generar esta “intriga” las hay tan obvias que hasta un niño de seis años las descubriría a la primera de cambio.
En cuanto al estilo, A Cutthroat Business es una novela muy fácil de leer. Jenna Bennett escribe de forma muy sencilla (quizás demasiado), prescindiendo de descripciones pesadas y contando con abundantes diálogos. Tampoco utiliza un léxico rebuscado, con lo que el libro es fácilmente comprensible incluso si vuestro nivel de inglés no es muy alto.
La novela es el inicio de una serie de libros con Savannah y Rafe como protagonistas, de la que ya hay publicadas cinco novelas y una novela corta. Como os imaginaréis después de leer esta reseña, nosotras no pensamos leer ninguna más.

4 comentarios:

  1. Pues éste es el tipo de novela ligerita que me gusta pillar para practicar inglés (lo he intentado con algo más complicado, pero parece ser que aún no estoy preparada). Pero, bueno, ésta no me la apunto, que además yo suelo ser muy quisquillosa y el “chick-lit” es uno de esos estilos que se me atragantan.

    Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que lo mejor que tiene el libro que es su nivel de inglés es muy asequible, incluso para ser obra de una escritora de lengua inglesa: utiliza un lenguaje y unas expresiones la mar de sencillas, con lo que si tienes un nivel medio lo puedes leer sin problemas(quizás sea lo único bueno que le hemos encontrado, aunque para gustos no hay nada escrito).
    ¡Gracias por pasarte!

    ResponderEliminar
  3. Hola!!^^
    Estoy celebrando un sorteo por mis 50 seguidores.
    El premio es cualquier libro que no supere los 20€
    Vete a mi perfil, alli encontraras mi blog
    Un besito!

    ResponderEliminar
  4. Pues lo dicho, de cualquier forma no me llamaba ni un poco. ¡Saludos!

    ResponderEliminar