Opiniones y reseñas literarias, musicales y más

jueves, 7 de marzo de 2013

El parque de los inocentes


TÍTULO: El parque de los inocentes

AUTOR: José Antonio Carbonell Pla

PRECIO: 0,89€

PLATAFORMA: Amazon (pincha aquí para convertirlo a epub)

PINCHA AQUÍ PARA DESCARGAR


ARGUMENTO:
La expectativa provocada por el fallecimiento del millonario don Dionisio Guardiola y por el regreso de su hija Caty a la vieja mansión familiar, hace que se reabra el caso de dos asesinatos ocurridos en la casa quince años atrás. Viendo peligrar su matrimonio y la estabilidad de su esposa por la presión policial y el recuerdo de aquellos sucesos, Alberto, el marido de Caty, tratará de desentrañar el misterio por sí solo. Sin embargo, el peso de los secretos familiares y de su propio pasado, acabarán por convertir a Alberto en otra víctima de la tragedia.

OPINIÓN:
Aunque se presenta como una novela de misterio, El parque de los inocentes tiene más de drama que de suspense. De hecho, casi se podría decir que cuenta con muchos elementos de la tragedia griega. La historia principal no consiste tanto en la resolución de un crimen (que, por otra parte, se resuelve bastante antes de que acabe el libro y resulta bastante previsible) como en la caída en desgracia del personaje principal, Alberto, siendo el asesinato una excusa para desarrollar la tragedia y la desesperación en las que se sume el protagonista.
La historia está narrada por el propio Alberto, destacando así tanto sus reflexiones como la evolución de sus sentimientos y actitud. Pero Alberto no es un héroe al uso: lejos de ser perfecto, está lleno de dudas e incertidumbres que le llevan a una pusilanimidad que puede resultar desquiciante. También su ética y sus valores morales son bastante discutibles, aunque él se empeñe en justificarse e incluso tratar de parecer un hombre íntegro. Por otra parte, los sentimientos a los que siempre apela como disculpa para sus acciones (o falta de estas), son tremendamente volátiles, “acomodándose” siempre a sus actos. Pero ojo, esto no es malo, sino que no es lo normal encontrarnos con un protagonista tan difuso.
Como puntos negativos debemos señalar un par de cosas que nos han chocado bastante: la primera es que la historia se desarrolla en 1993 y todo el mundo tiene móvil, lo cual nos resulta un poco raro. Y lo segundo es que hay un personaje cuya madre es cubana, pero él nació y se crió en España, y perdió a su madre a los tres años, pero aun así "habla" con acento y expresiones cubanas.
A pesar de ser un tanto introspectiva,  El parquqe de los inocentes sigue siendo una novela entretenida y cargada de intriga. Y hay que felicitar a José Antonio Carbonell por un estilo sobrio y elegante que consigue meternos de lleno en una atmósfera opresiva y claustrofóbica pero sin perder un ápice de agilidad.

14 comentarios:

  1. Gracias por la reseña, aunque éste no me lo apunto. Seguro que el autor ha hecho un gran trabajo, pero no me llama la atención este tipo de historias.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. He visto varias reseñas positivas, lo tendré en cuenta.

    ResponderEliminar
  3. Ni me llama ni me disgusta la verdad...ahora no creo que me haga con ella porque tengo mucho pendiente pero me suena bien si algún día tengo menos acumulado jejeje
    UN beso!

    ResponderEliminar
  4. No conocía el libro pero tiene buena pinta, buscaré alguna opinión más para decidirme
    besos

    ResponderEliminar
  5. Los últimos datos que aparecen en la reseña me hacen dudar de esta novela. Una pena que haya cometido estos deslices. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aun así sigue siendo una novela muy interesante y entretenida.

      Eliminar
  6. Hola... Ya hacía tiempo que no veía esta novela por la web, siempre me pareció interesante pero es de estas que se pasan. Lo reapunto. Muy buena la guía para pasar a epub. No veáis la que lío yo jajaj. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por visitarnos! Nos alegra que la guía te haya servido ;)

      Eliminar
  7. De momento no la apunto, a ver si voy acabando con la interminable lista de pendientes. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Soy José A. Carbonell, autor de la novela EL PARQUE DE LOS INOCENTES, aquí reseñada. Quiero expresar mi gratitud a Cristina y Manuela, responsables del magnífico blog AL RICO LIBRO por la atención que han prestado a mi obra y por su amable reseña. Me gustaría también hacer alguna pequeña aclaración, que ojalá arroje luz sobre un par de dudas que en la misma se plantean.

    1) A propósito del hecho, al parecer llamativo, de que en 1993 varios personajes de la novela utilicen teléfonos móviles, transcribo algunos párrafos que me parecen pertinentes, de publicaciones y estudios del tema. De dicha documentación y mucha más, que no copio por no cansar, se desprende que en 1993, si bien la telefonía móvil no había alcanzado los niveles de popularidad y omnipresencia actuales, sí se estaba implantando con rapidez y firmeza en la sociedad española. Por otro lado, los personajes que hacen uso de ella en mi novela son personas de alto poder adquisitivo o profesionales de la policía.

    Fuente: Wikipedia
    «En 1990, ante el crecimiento de la demanda y los primeros síntomas de saturación del espectro, se puso en el mercado un nuevo estándar llamado TMA-900 y derivado del sistema TACS. Este servicio recibió el nombre comercial de MoviLine. Hacia 1991 había en España algo más de 100.000 clientes de telefonía móvil, contando ambos sistemas. […] Hasta 1994 el mercado fue explotado en régimen de monopolio por la operadora histórica del país, Telefónica, y sólo a través de sistemas analógicos.»

    Fuente: «El proceso de implantación de la telefonía móvil en España», de Antonio Pérez Yuste, publicado en la Revista Antena del COITT. Septbre. 2002.
    «En 1990, TS1 lanzó el sistema TMA-900, derivado de la norma TACS en la banda de 900 MHz. El nuevo producto fue bautizado con el nombre de Moviline, en un acertado intento de acercar la telefonía móvil al ciudadano, convirtiéndola en algo familiar y ocultando la aparente complejidad que denotaban sus siglas técnicas. Se inauguraba de esta forma una política comercial que más adelante adoptarían otras compañías. […] se dispuso de terminales más pequeños y más atractivos para el usuario, lo que trajo consigo un aumento de la demanda y, por consiguiente, una disminución del precio de los terminales que contribuyó, a su vez, a incrementar la demanda todavía más.
    Ese mismo año de 1993, TS1, la filial de móviles de Telefónica, pasó a denominarse Telefónica Servicios Móviles, iniciando su preparación para contender en libertad de mercado con los operadores venideros.»

    ------------

    2) En cuanto a la influencia del habla caribeña en el personaje del cubano Carlos Manrique pese a haber residido siempre en España, la propia novela ofrece la pertinente explicación. Carlos vive en un barrio muy modesto y se relaciona en gran medida con personas de su mismo origen (véanse los episodios situados en el pub Varadero). No parece tan extraño que, sin expresarse propia y completamente como un cubano nacido allá, utilice términos y giros adquiridos de aquellos con quienes convive.

    -------------

    No obstante, acepto, respeto y agradezco todas las opiniones, que me sirven para seguir aprendiendo.
    Reitero mi agradecimiento al blog AL RICO LIBRO y a los 2000 lectores que hasta hoy han adquirido la obra, a punto de cumplir setenta días en el Top 100 de ventas de Amazon.
    Un abrazo a tod@s.
    José A. Carbonell

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Antonio:
      Gracias por pasarte por nuestro blog y enhorabuena por el éxito del libro (en serio, da gusto que los escritores independientes vendan tanto). Sobre los datos que aportas de los móviles, qué casualidad que de los cien mil varios estuvieran en la ciudad donde se desarrolla la novela, je, je.

      Eliminar
  9. No se yo, no tiene mala pinta... investigaré un poco pero no prometo nada
    Besos

    ResponderEliminar
  10. No lo conocía.
    Me parece muy interesante..
    Loslibrosyolga.blogspot.com.es

    ResponderEliminar