Opiniones y reseñas literarias, musicales y más

lunes, 29 de abril de 2013

Iron Maiden: Rime of the Ancient Mariner

Junto con William Wordsworth, Samuel Coleridge es el máximo representante de la primera etapa del Romanticismo inglés. La temática de su poesía, no obstante, en ocasiones dista bastante de la de su amigo Wordsworth: mientras que este último en muchas ocasiones dotaba a su obra de un aspecto casi bucólico, Coleridge presenta en sus poemas una visión mucho más gótica y onírica, innegablemente influenciada por su adicción al opio y con referencias al mesmerismo, tan de moda en aquella época.

The Rime of the Ancient Mariner es uno de los grandes poemas de Coleridge (tanto por su importancia como por su extensión: 626 versos).  En él se narra la historia de un marinero sobre el que cae una terrible maldición tras matar un albatros. Una maldición que arrastrará al barco en el que viaja y a toda su tripulación (que el albatros no se andaba con chiquitas y era bastante rencoroso –normal cuando te han pegado un tiro, por otra parte). Y, como su propio título indica, la canción “Rime of the Ancient Mariner” de Iron Maiden,  incluida en el álbum Powerslave, está basada en este poema.  

Por supuesto, y aunque en la letra se puedan encontrar extractos literales del poema, a pesar de sus casi catorce minutos, la canción de Iron Maiden (compuesta por Steve Harris), es una versión reducida del mismo (claro, si la hubieran hecho tal cual, habría durado lo que no está en los escritos).

En la introducción, se nos describe cómo un anciano marinero se dirige a tres de los invitados de una boda y a uno de ellos le detiene para contarle su historia. Mientras en el poema esto sucede en cinco cuartetos (es decir, veinte versos) en la canción de Maiden se narra en tan solo dos estrofas (los seis primeros versos). La canción, sin embargo, sí hace mención directa al mesmerismo que se describe en el poema, aunque no se haga ninguna referencia al término: “Mesmerises one of the wedding guests” (“mesmeriza a uno de los invitados a la boda”), mientras que el poema, el invitado queda prácticamente hipnotizado y privado de voluntad por el marinero (vamos, que lo cogió por banda y no lo soltaba).
El marinero comienza entonces su historia y narra a su fascinado oyente cómo su barco es arrastrado hacia el Polo Sur por una tormenta quedando estancado en el hielo. Es entonces cuando hace su aparición el albatros, que los marineros “hailed in God’s name” (saludaban en nombre de Dios) y con su llegada el hielo casualmente se derrite y el barco puede continuar.
Una vez a salvo, el barco continúa su rumbo, siempre en compañía del albatros, que en el poema se describe cómo pasó a ser casi la mascota de la tripulación (que a falta de perros buenos son albatros):

  The Albatross did follow,
And every day, for food or play,
Came to the mariner's hollo!
(Y el albatros les seguía,
Y todos los días, por comida o por diversión,
Acudía a la llamada del marinero)

Pero el marinero, sin razón aparente, mata una noche al albatros. Al principio, el resto de la tripulación se enfurece con el hombre, pues veían en el pájaro a su salvador, pero al ver que no les pasa nada se olvidan y se convierten así en cómplices de su crimen. Esto, que en el poema  se narra en varias estrofas, Steve Harris lo resume perfectamente en una sola:

The mariner kills the bird of good omen
His shipmates cry against what he's done
But when the fog clears, they justify him
And make themselves a part of the crime.
(El marinero mata al ave de buen agüero
Sus compañeros lloran por lo que ha hecho
Pero cuando la niebla se disipa, lo justifican
Y se convierten en cómplices del crimen.)

Sin embargo, su dicha dura poco pues enseguida comienza la venganza del albatros, y pronto empiezan a sufrir unas desgracias que ríete tú de los que dicen que la tostada siempre cae del lado de la mermelada:
Primero, el barco se queda estancado en medio del mar, rodeado de agua que los hombres no pueden beber. Aquí la canción de Iron Maiden reproduce textualmente dos estrofas del poema en la que es nuestra parte favorita de la canción:

Day after day, day after day,
we stuck nor breath nor motion
As idle as a painted ship upon a painted ocean
Water, water everywhere and
all the boards did shrink
Water, water everywhere nor any drop to drink.'
(Día tras día, día tras día,
Estuvimos estancados sin aire ni movimiento
Tan parados como un barco pintado sobre un océano pintado
Agua, agua por todas partes y ni una gota para beber)

En el poema, Coleridge describe más cosas que les pasan, como que aparecen horribles criaturas, ven los “Fuegos de la Muerte” y, sobre todo, que un día el marinero se encuentra con que alguien le ha colgado el albatros al cuello a modo de collar (la gente, que es muy rencorosa). Esta es una imagen muy famosa en la literatura inglesa, pero que la canción de Iron Maiden no menciona (¿quizás Steve Harris pensó que ya llevaba mucho escrito y que de seguir así la canción iba a durar dos horas?).
Así que en estas está la tripulación, cuando de repente ven aparecer otro barco en la lontananza dirigiéndose hacia ellos a toda pastilla. ¿Cómo se desplaza  si no hay viento y el agua no se mueve? Aaah… Misterio. En fin, que el barco llega y ven que trae dos… llamémosles “personas,” que no son otras que la Muerte y la Pesadilla de la Vida en la Muerte (¡toma nombre rimbombante!), cuya descripción no aparece en la canción, pero en el poema sí. Toda una top-model, oye:

Her lips were red (…)
Her skin was as white as leprosy,
The Nightmare Life-in-Death was she…
 (Sus labios eran rojos (…)
Su piel era tan blanca como la lepra,
La Pesadilla de la Vida en la Muerte, era ella…)

¿Y a qué ha ido este par? Pues nada más y nada menos que a jugarse a los dados las vidas del marinero y del resto de la tripulación: la Muerte se gana a la tripulación (que empiezan a caer uno por uno como moscas, no sin antes maldecir cada uno de ellos al marinero) y la Vida en la Muerte se queda con el marinero. Entonces el marinero, rodeado de los cadáveres de sus compañeros, bendice a todas las criaturas del mar y de Dios y, ¡oh! El marinero entra en un trance en el que los muertos, la maldición se rompe, el albatros cae de su cuello, y el barco comienza a moverse. Finalmente, aparece un barquito en la lejanía. Y esta vez es uno de verdad, tripulado por un ermitaño y su hijo, que salvan al marinero y el barco se hunde. Cuando el marinero les cuenta su increíble y rocambolesca historia, el marinero queda por fin libre de sus pecados (vamos, que se quita el peso de encima), pero el marinero debe contar su historia allá donde vaya para que la gente aprenda a amar a Dios y a todas sus criaturas, que la canción resume muy bien:

The mariner's bound to tell of his story
To tell this tale wherever he goes
To teach god's word by his own example
That we must love all things that God made.
(El marinero está obligado a contar su historia
A contar su relato donde quiera que vaya
Para enseñar la palabra de Dios con su propio ejemplo
Que debemos amar a todas las creaturas que Dios ha creado)

Y hasta aquí hemos llegado. Podríamos hablar de alguna cosa más, como las connotaciones religiosas del poema o las influencias góticas de Coleridge, pero creemos que ya nos hemos enrollado demasiado. Podéis leer aquí el poema entero (en inglés), que os recomendamos encarecidamente si os gusta la literatura de terror con una atmósfera gótica (y si no tenéis problemas en leer en inglés). 



 Podéis comprar el álbum Powerslave en iTunes aquí por 9,99€ y en Amazon aquí por 8,99€. Y si queréis comprar la canción suelta, podéis hacerlo aquí en Amazon.

12 comentarios:

  1. Me ha encantado la entrada. Además me ha parecido que lo habéis escrito muy bien y como no conocía el poema, la historia me ha tenido en vilo. No sé si me leeré el poema porque mi inglés creo que no da para tanto, pero se agradece que nos acerquéis la historia a los que no la conocíamos. Lo dicho me ha gustado mucho, y con la canción de fondo se disfruta mucho más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario! El poema es buenísimo, igual que la canción :)

      Eliminar
  2. Acabo de llegar por aquí y me quedo, esto de los libros bien de precio ,me interesa, hablamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra que te guste el blog :)
      ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  3. Hi.
    Maravillosa entrada (me encantan los paréntesis).
    Bye

    ResponderEliminar
  4. No leo poesía porque me acaba aburriendo, no la sé apreciar Y me habéis obligado a leer analizado cada verso y vaya que os lo agradezco mucho, seguro que si solo me hubierais puesto el poema, lo habría leído rápido y con prisas.
    La canción si que me sonaba pero no tenía ni idea de que tenía relación con el poema.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Iron Maiden es un grupo que tiene muchas canciones basadas en literatura. Me ha encantado la entrada, es genial!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues no conocía el poema, me ha gustado! Gracias por el descubriento. Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Maiden haze muy grande lo k escribe y ellos son los mas grandes

    ResponderEliminar
  8. viva la literatura y el heavy metal, con tu entrada la gente tendrá otra visión del heavy y los metaleros!!!

    muchos cuernos amigas!

    ResponderEliminar
  9. Y por qué Coleridge pone a un personaje que es un marinero como protagonista y no a otro tipo de persona? Muchas gracias

    ResponderEliminar