Opiniones y reseñas literarias, musicales y más

lunes, 6 de mayo de 2013

Helloween: Dr. Stein


Es obvia la relación entre la canción Dr. Stein de Helloween y la novela Frankenstein o el moderno Prometeo. Poco podemos decir de la novela de Mary Shelley que no se haya dicho ya, pero por si hay algún despistado por ahí, se trata de una historia de terror gótico que relata cómo Victor Frankenstein, un científico obsesionado con el origen de la vida, crea un ser abominable a partir de restos humanos. El monstruo creado por Frankenstein resulta tener buen corazón, pero su horripilante aspecto hace que el populacho huya de él como alma que lleva el diablo, lo cual desata el  odio del monstruo hacia la humanidad.

El monstruo, sintiéndose solo ante la adversidad, pide a su creador que le “fabrique” una compañera que le acompañe en sus tribulaciones, a lo que Victor Frankenstein accede. Pero éste, dándose cuenta de que lo que está creando es una aberración, decide deshacerse de ella, lo cual despierta el deseo de venganza de su criatura, que termina matando a la mujer de Victor durante su luna de miel.

Victor, incapaz de superar la muerte de su amada, sufre una terrible enfermedad que desemboca en su muerte, y el monstruo que ha creado decide que él tampoco merece vivir y acaba quitándose la vida.
Aunque esta es, a grandes rasgos, la historia que Mary Shelley relata en su novela, existen muchas adaptaciones cinematográficas en las que el monstruo de Frankenstein termina sus días a manos de una masa enfurecida en búsqueda de venganza.

La canción de Helloween nos recuerda a una película en concreto, se trata de The revenge of Frankenstein, de la mítica productora británica Hammer Productions, (la Hammer de toda la vida, vamos), donde Victor Frankenstein huye de la guillotina y se instala en Alemania, donde cambia su nombre por el de Dr. Stein y retoma sus experimentos.

No sabemos si cuando Michael Weikath compuso Dr. Stein se basó en el libro o en la película (or none of the above, que dirían los ingleses),  pero lo que sí es cierto es que el mito de Frankenstein se ve claro a lo largo de toda la letra de la canción. En la misma, el Dr. Stein, tras la muerte de su creación al caer en una trampa, se muda a un lugar menos hostil donde se dedica a perfeccionar su técnica, tal como relata el inicio de la canción:

Once they killed his monster when it went into a trap
now he's making better ones on a higher step
On a warm summer day the doctor went away
to a place where he could make it real

Una vez mataron a su monstruo al caer en una trampa
Ahora los hace muchos mejores, de un nivel superior
Una cálida noche de verano, el doctor se fue
a un lugar donde poder hacerlo realidad

A lo largo de la letra Helloween relata cómo el Dr. Stein ha llegado a tal perfección, que hace monstruos como churros, tal es así, que los mismos son capaces de producir a su vez sus propias criaturas:

Sometimes when he's feeling bored
he's calling it a day
he's got his computer and they do in their own way
They mix some dna, some skin and a certain spray
you can watch it on a laser screen
and the fellow's blue and gray
or sometimes pink and green
just check it out on Halloween

A veces cuando se aburre
decide terminar la jornada
él tiene un ordenador y ellos lo hacen a su manera
Mezclan algo de ADN, algo de piel y un cierto aerosol
Lo puedes ver en una pantalla láser
Y el tío sale azul y gris
O algunas veces rosa y verde
Puedes fijarte en Halloween

Al final de la canción, el doctor decide hacer un clon de sí mismo, pero le sale mal el invento, porque su “hermanito” le sale levantisco y termina matándole:

One night he cloned himself
put his brother on a shelf
but when he fell asleep that night
it crept up from behind and thought "well, never mind "
took a syringe and blew out his life

Una noche se clonó a sí mismo
Puso a su hermano en una estantería
Pero cuando se durmió esa noche
Reptó desde atrás y pensó “bueno, qué más da”
Cogió una jeringuilla y le quitó la vida

La aproximación de la banda alemana al mito de Frankenstein tiene cierto tinte humorístico (por aquel entonces eran un grupo muy gracioso y simpático, otra cosa es que entre ellos se llevasen a matar…). 

Podéis adquirir la canción en iTunes por 0,99 €, o el album (Keeper of the seven keys II) por 15,99 €, o en Amazon por 0,99 € la canción y 12,99 € el album.

11 comentarios:

  1. Mis gustos han ido cambiando y ahora mismo esta música no va mucho conmigo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. No conocía la canción, pero me gusta mucho. Con respecto al libro espero leerlo en algún momento, aunque es verdad que la historia es más que conocida, siempre es bueno leer la original.

    ResponderEliminar
  3. Este tipo de música no es lo mío, mis gustos musicales son muy diferentes
    besos

    ResponderEliminar
  4. Claro que la conocía, son buenísimos!
    La relación música y literatura es estrecha en algunos grupos, creo que ya lo he comentado alguna vez
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No es nuestro estilo pero nos ha gustado mucho la entrada :)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. La había escuchado pero no había visto su significado ni nada. Vamos, que no me había parado a escucharla bien.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Esta muy buena la canción, debo reconocer que nunca la había escuchado.

    Gracias por compartir¡¡¡¡


    Saludos

    ResponderEliminar
  8. bueno, excelente tanto la cancion como el articulo, en lo unico que no estoy de acuerdo con vosotros es en lo de deris en lo personal lo prefiero a el..
    pero que gran cancion y que gran historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suponemos que es cuestión de gustos, pero comparar a Deris con Kiske... ejem, ejem... Por aquí somos muy fans de Kiske ;)

      Eliminar