Opiniones y reseñas literarias, musicales y más

lunes, 7 de octubre de 2013

Judas Priest: Nostradamus

Hoy os traemos a uno de nuestros grupos favoritos de todos los tiempos, Judas Priest, concretamente su decimosexto disco de estudio y último hasta la fecha, Nostradamus, publicado en el año 2008. Pero antes de meternos en harina, hagamos un poco de historia.

Judas Priest se formó allá por el año 1969 en Birmingham, ciudad que algunos proclaman como la cuna del heavy metal, ya que Black Sabbath son de allí, pero bueno, ese es un tema en el que es mejor no entrar porque hay quien dice que ni cuna del heavy metal ni leches en vinagre. Están considerados como unos de los precursores del NWOBHM (New Wave of British Heavy Metal, o nueva ola del heavy metal británico, para quienes no estéis familiarizados con la lengua de Shakespeare), aunque si bien es cierto que sus orígenes son anteriores a este fenómeno, sí que es verdad que posteriormente fueron englobados dentro del mismo.

Es de destacar que la imagen de cuero y tachuelas del heavy metal fue introducida por Rob Halford, vocalista de Judas Priest, él fue el primero que comenzó a utilizar este tipo de vestimenta y lo más divertido del tema es que Halford es gay y dicha imagen la cogió de los pubs de ambiente del Soho londinense (quien haya pasado alguna vez por allí sabrá a lo que nos referimos). Cuando Halford salió del armario llegó a decir que le extrañaba que nadie se hubiese dado cuenta de su homosexualidad hasta entonces, ya que sus pintas hablaban por sí solas.

Y hablando de Rob Halford, su voz de contratenor y un rango vocal de cuatro octavas le convierten en uno de los mejores cantantes del género (junto a otros pocos súper dotados vocales como Bruce Dickinson, Geoff Tate, el fallecido Ronnie James Dio, y mi favorito personal Michael Kiske entre otros).
Como curiosidad comentaremos que en el año 1990, la banda fue demandada por el suicidio cometido por un fan mientras escuchaba la canción Better than you, better by me (a esto hay que añadir que el fan llevaba horas bebiendo y fumando marihuana), ya que según los demandantes la canción contiene un mensaje subliminal que dice “do it” (hazlo). Ni que decir tiene que la demanda se desestimó. Y por si alguien se queda con la duda añadiremos que hemos escuchado la canción millones de veces y ahí no se oye ni mensaje subliminal ni mensaje subliminol.

Cambiando ya de tema y pasando al disco que hoy nos ocupa, Nostradamus no es una obra basada en un libro, sino un disco conceptual que cuenta una historia, concretamente la de Michel de Nôtre-Dame, (más conocido por todos como Nostradamus), el médico y astrólogo francés que pasó a la historia por sus enigmáticas profecías escritas en forma de cuartetas.

El disco se abre con Dawn of creation, un tema instrumental que da paso a la siguiente canción, Prophecy, un tema de tempo rápido donde el propio Nostradamus relata en primera persona su don para ver un futuro muy negro:

Your future lies within my eyes
What I predict will terrify
I can't control what comes to be
From the past to the present to eternity

Vuestro futuro reposa en mis ojos
Lo que predigo causará terror
No puedo controlar lo que se avecina
Desde el pasado al presente hasta la eternidad

A continuación Awakening sirve de  intro a la siguiente canción Revelations, donde Nostradamus vuelve a hablar sobre su capacidad y su obsesión por predecir el futuro. En The four horsemen, Judas Priest pone en boca del profeta una predicción sobre el apocalipsis y en la épica War habla sobre guerras que vendrán para acabar con el mundo. Después de varios temas potentes, Sands of Time da un giro radical con un tempo muy lento, y termina dando paso de forma magistral a Pestilence and Plague, donde el tempo se incrementa de forma considerable. Para nosotras ésta es una de las mejores canciones del disco y tiene la peculiaridad de que el estribillo está cantado en italiano. El final de este tema se une al principio del siguiente, Death, donde se escuchan unas campanas que presagian el ambiente lúgubre de la canción. Las letras del resto del primer disco siguen la misma tónica hasta llegar a Lost love, una balada con piano de las que ponen los pelos de punta en la que el protagonista se dirige a un amor perdido, imaginamos que a su primera mujer que murió de peste bubónica en el año 1537 junto a sus dos hijos. Esta primera parte se cierra con el tema Persecution, referente a la persecución que sufrió Nostradamus por parte de la Inquisición tras una disputa con un conciudadano por un desafortunado comentario sobre una estatua de la Virgen. En este último tema del primer disco podemos apreciar acordes de órgano para desembocar en un tempo súper rápido, típico de Judas Priest, con agudos ultrapotentes incluidos.

El segundo disco se abre con otra intro, Solitude y continúa con el tema Exiled una fantástica balada épica, en el que Nostradamus narra su peregrinación por Europa, en la voz de Halford se puede apreciar perfectamente el sufrimiento de Nostradamus ante tal situación. Alone sigue manteniendo el mismo ritmo lento dando paso a Shadows in the flame, que sirve como intro a Visions, donde el ritmo vuelve a acelerarse. En esta canción Nostradamus vuelve a hacer referencia a su capacidad profética:

Visions in the night show me what is right
Help me through the maze of mystery
I would sell my soul if only I could know
What the future holds and what will be

Visiones en la noche, muéstrame lo que es correcto
Ayúdame a través de este laberinto de misterio
Vendería mi alma si tan sólo pudiese saber
Lo que aguarda en el futuro y lo que sucederá

Hope es un tema lentísimo y muy corto que actúa como transición para New beginnings, donde el astrólogo habla sobre un nuevo amor (recordemos que Nostradamus se casó dos veces). Calm before the storm vuelve a ser otro tema de transición que nos transporta a la magnífica Nostradamus, un tema súper heavy que nos recuerda en ciertos momentos a los Judas de toda la vida. El disco finaliza con Future of mankind, canción que nos acerca a la muerte del protagonista, donde Judas Priest pone las siguientes palabras en su boca:

Now everything shall pass
We all know that it must
For nothing ever lasts
We all return to dust
I beg you not to mourn
As I will never die

Ahora todo pasará
Todos sabemos que debe hacerlo
Porque nada dura siempre
Todos volvemos al polvo
Os suplico que no lloréis
Ya que nunca moriré

Aunque conocemos a algún que otro detractor de este disco, nosotras lo consideramos una obra maestra, un disco épico donde los haya donde cada canción sirve de transición a la siguiente, lo cual prácticamente imposibilita parar de escucharlo una vez que se empieza.


 Podéis descargaros el disco en mp3 por 9,99 € desde Amazon pinchando aquí. Y si sois de los que preferís el CD podéis adquirirlo en Amazon aquí por 12,67 €



2 comentarios:

  1. Disfruto mucho de vuestras entradas explicativas tanto de los que conozco como de los que no.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¿No te parece mejor la obra conceptual que sacó Nikolo Kotzvev sobre Nostradamus?

    ResponderEliminar