Opiniones y reseñas literarias, musicales y más

lunes, 20 de enero de 2014

The Ramones: Pet Sematary

Vuelve Metalbookshop, esta vez con una de las bandas más icónicas del Siglo XX y la banda de punk rock neoyorkino por antonomasia, The Ramones (o los Ramones, como los conocemos por estos lares). Aunque nosotras seamos fans del heavy metal, como ya sabréis si os pasáis por aquí de vez en cuando, también tenemos sitio en nuestras estanterías para el punk, especialmente Sex Pistols y cómo no, la banda que hoy nos ocupa, por eso nos salimos hoy de nuestro género predilecto y le dedicamos esta sección a los Ramones, porque ellos bien se lo merecen.

The Ramones

Para empezar, hagamos un poco de historia. Aunque sabemos que la mayoría de vosotros conocéis a los Ramones de sobra, siempre puede haber algún despistado por ahí que sólo les haya visto en las camisetas que tan de moda parecen haberse puesto últimamente… Por cierto, aquí hemos de hacer un inciso, consideramos realmente cutre que la gente se ponga camisetas de grupos de los que no han oído hablar en su vida porque esté de moda. A ver si algún día alguna de esas chavalinas que luce camisetas de Motörhead, KISS o los Ramones tiene a bien escuchar a esas bandas y así ya de paso aprende algo.

Volviendo a nuestro tema de hoy, The Ramones se formó en 1974 en Nueva York, más concretamente en Forest Hills, un barrio de clase media perteneciente al distrito de Queens. John Cummings, Thomas Erdelyi, Douglas Colvin y Jeffrey Hyman fueron los miembros originales de la banda…. Pero, ¡un momento! ¿y esos nombres? Como muchos sabréis, el apellido artístico de todos los miembros de los Ramones es… Ramone, por supuesto.  Douglas Colvin decidió cambiar su nombre por el de Dee Dee Ramone tras saber que Paul McCartney firmaba con el seudónimo de Paul Ramone en los hoteles en los que se alojaba, y convenció a los demás miembros de la banda para que adoptasen ese apellido. Así que si alguno de vosotros todavía pensabais que todos los Ramones eran hermanos, os acabamos de chafar el día (aunque seguro que sois muy pocos los que no lo sabíais siempre puede quedar algún inocentón por ahí). Así que recapitulemos, los miembros fundadores de la banda fueron Dee Dee Ramone, Johnny Ramone, Joey Ramone y Tommy Ramone. Pronto la banda se convertiría en asidua del CBGB uno de los locales más importantes de Nueva York, donde fueron descubiertos por la mujer de Seymour Stein (cofundandor de Sire Records y actual vicepresidente de Warner Bros. Records), ella también se convertiría posteriormente en manager de la banda junto a Danny Fields.

Su primer álbum, Ramones, no logró el éxito comercial que auguraba la discográfica, pero tras una pequeña gira por el Reino Unido, la banda comenzó a tener repercusión. Como curiosidad, comentaros que su segundo y tercer álbum, fueron producidos por Tony Bongiovi, primo segundo de Jon Bon Jovi (Tony también produjo el primer álbum de Bon Jovi, el Bark at the Moon de Ozzy Osbourne, el Rock in a hard place de Aerosmith o el Midnight Lightning y el Crash Landing de Jimmi Hendrix, entre otros).
Otro de los productores famosos de los Ramones fue el… ¿cómo decirlo?... “inquietante” Phil Spector, ya sabéis, el productor del Let it be de los Beatles que actualmente cumple prisión por el asesinato de una mujer en el año 2003. 

Para no extendernos demasiado, finalizaremos la clase de historia de música haciendo referencia a las desgraciadas muertes de los integrantes de la banda. Joey moriría en 2001 a causa de un linfoma, Dee Dee murió de una sobredosis de heroína en el año 2002 y Johnny lo haría de cáncer en 2004. Triste final para una banda tan grandiosa.

La canción que hoy nos ocupa, Pet Sematary, fue incluida en el álbum de 1989, Brain Drain. La misma está basada en la novela homónima de Stephen King (conocida aquí como Cementerio de animales). La novela daría lugar a una película y la canción está incluida en su banda sonora. El propio Stephen King pidió a Dee Dee Ramone que compusiera una canción para la película.


El libro de King cuenta la historia de una familia que se muda a la pequeña ciudad de Ludlow (en Maine por supuesto, que estamos hablando de Stephen King). Louis Creed, el padre de la familia, trabaja en la Universidad de Maine, allí Victor Pascow, un estudiante al que ni siquiera conoce, tras resultar atropellado en un accidente, le dirige sus últimas palabras para advertirle sobre el peligro del cementerio de animales del lugar. La familia Creed pronto descubrirá que todo aquel a quien se entierra en el cementerio de animales vuelve posteriormente a la vida. Y como siempre, ya no contamos más que no queremos hacer spoilers a los que no hayáis leído la novela.


Cementerio de animales se publicó en 1983 y fue nominada al World Fantasy Award en 1984, aunque no ganó, (ese año el ganador fue Cuando el dragón despierta, de John M. Ford). Ya hemos mencionado que la novela tiene una adaptación cinematográfica (estrenada en 1989), pero también tuvo una adaptación en forma de radionovela de seis episodios en 1997 en Radio 4 de la BBC.

La letra de la canción de los Ramones no deja lugar a dudas en cuanto a su inspiración, como podemos apreciar en los siguientes versos:

I don’t want to be buried in a Pet Sematary
I don’t want to live my life again.

No quiero ser enterrado en un cementerio de animales
No quiero vivir mi vida otra vez.

Incluso hace referencia directa a Victor, el accidentado en la universidad de Maine, cuando éste se aparece al protagonista para advertirle sobre el peligro del cementerio de animales:

Follow Victor to the sacred place,
This ain't a dream, I can't escape,
Molars and fangs, the clicking of bones,
Spirits moaning among the tombstones,
And the night, when the moon is bright,
Someone cries, something ain't right.

Sigue a Victor al lugar sagrado
Esto no es un sueño, no puedo escapar
Muelas y colmillos, sonido de huesos
Espíritus quejándose entre las tumbas,
Y la noche, cuando la luna brilla,
Alguien llora, algo no está bien.

Por cierto, para los que sepáis inglés y os preguntéis por qué el título de la canción, la obra y la película es “Pet Sematary” y no “Pet Cemetery”, el motivo es simplemente que así está escrito en la placa del cementerio que describe King en su novela.


Podéis adquirir el disco Brain Drain por 9,99 € o la canción por 1,29 € en iTunes pinchando aquí. También podéis adquirir el CD Greatest Hits en Amazon por 7,51 € pinchando aquí, o el CD de Brain Drain aquí por 16,62 €. O si lo preferís podéis descargároslo en mp3 por 8,19 € o adquirir simplemente la canción por 1,29 € aquí.

5 comentarios:

  1. Nunca me han gustado demasiado la verdad xD
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. A mi marido le encanta esta banda. Me ha parecido curioso lo que nos contáis de la novela de Stephen King, no tenía ni idea :)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Qué temazo!! Uno de mis favoritos de The Ramones y sin duda lo mejor de la película.

    ResponderEliminar
  4. No es un grupo que se cuente entre mis favoritos, aunque las canciones que conozco de ellos no me desagradan. Curiosa la historia de la banda y la novela de King.
    Besos:)

    ResponderEliminar