Opiniones y reseñas literarias, musicales y más

lunes, 24 de febrero de 2014

Iron Maiden: Children of the Damned

¡Otra vez Iron Maiden! Somos conscientes de que escribimos muchos posts sobre esta banda, pero ¿qué vamos a hacer si son los que basan más canciones en obras literarias?

Hoy os traemos Children of the damned, tema incluido en The number of the Beast (1982), tercer álbum de estudio de la banda y que supondría el debut de Bruce Dickinson como cantante tras la marcha de Paul Di’Anno en 1981. También sería el último disco donde participaría su batería original, el recientemente fallecido Clive Burr. Se dice que durante la grabación de este disco, la banda sufrió varias experiencias extrañas, cuentan que las luces del estudio se apagaban y encendían solas y que Martin Birch, productor del álbum, sufrió un pequeño accidente de tráfico en el que se vieron envueltos su vehículo y un minibús que transportaba a un grupo de monjas, los gastos de reparación del coche de Birch ascendieron a 666 libras esterlinas.

Si bien es cierto que Bruce Dickinson dijo en un programa radiofónico en el que se rendía tributo a Ronnie James Dio, fallecido poco antes, que Children of the damned había sido inspirada por la canción de Black Sabbath, Children of the Sea, existe una versión muy anterior y más creíble que dice que la canción se inspiró en las películas El pueblo de los malditos (Village of the damned) de 1960 y Los hijos de los malditos (Children of the damned) de 1964. Seguro que muchos de vosotros habéis visto las películas británicas originales o la adaptación de la primera que John Carpenter dirigió en 1995. El pueblo de los malditos está basada en la novela del autor John Wyndham, The Midwich Cuckoos, publicada en 1957.

El argumento de la novela se centra en el pueblo de Midwich, donde un buen día todos sus habitantes caen en una especie de sueño o sopor para despertar varias horas después sin comprender qué es lo que ha sucedido. Semanas después se dan cuenta de que todas las mujeres en edad fértil están embarazadas. Las mujeres dan a luz a unos niños pálidos y con el cabello extrañamente rubio, casi blanco y cuyos ojos centellean de manera inquietante. Pronto se dan cuenta de que los niños son capaces de controlar la mente de los demás, y que ellos mismos parecen obedecer a una mente común. 

Wyndham comenzó a escribir una secuela del libro, pero pronto abandonaría el proyecto.
La canción de Iron Maiden contiene varias referencias bastante obvias a la película del alemán Wolf Rilla (la de 1960) como podemos apreciar en los siguientes versos:

He's walking like a small child
But watch his eyes burn you away
Black holes in his golden stare
God knows he wants to go home
Children of the damned

Él camina como un niño pequeño
Pero mira cómo sus ojos te queman
Agujeros negros en su mirada dorada
Dios sabe que quiere ir a casa
Hijos de los malditos

En el verso anterior, la canción hace una referencia directa a las miradas centelleantes de los niños y también al peculiar color dorado de sus ojos, tal como se describen en la novela y se muestra en la película.

Cartel de Village of the Damned (Wolf Rilla - 1964)



Now it burns his hand he's turning to laugh
Smiles as the flame sears his flesh
Melting his face screaming in pain
Peeling the skin from his eyes
Watch him die according to plan
He's dust on the ground what did we learn

Ahora quema su mano, empieza a reir
Sonríe Mientras la llama abrasa su carne
Derritiendo su cara, gritando de dolor
Despellejando la piel de sus ojos
Mírale morir de acuerdo al plan
Es polvo en el suelo, lo que hemos aprendido

Este verso hace referencia al final de la novela, pero no queremos decir por qué, es posible que algunos no hayáis leído el libro o visto alguna de las películas y no queremos destrozaros el final. Pero aquéllos que sí lo hayáis hecho, seguramente sabéis a qué escena nos estamos refiriendo.


Podéis comprar el CD en Amazon por 21,77 € aquí o en mp3 por 5,49 € el disco o 1,29 € la canción aquí. También disponible en iTunes por 5,99 € el álbum o 1,29 € la canción aquí.


5 comentarios:

  1. Como siempre un genial artículo. Normalmente suelo conocer la temática de las letras de Iron Maiden, pero esta siempre se me escapaba. Gracias por hacérmela descubrir :)

    ResponderEliminar
  2. Me acabo de quedar "muerta"; no tenía ni idea de que esta canción hacía referencia a esta historia. Conocía la peli, no el libro, pero igualmente me da bastante yu-yu lo que se cuenta de la grabación del disco. En fin, gracias por la curiosidad. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! :D
    Una entrada llena de curiosidades que desconocía. En cuanto a Iron Maiden solo me gustan algunas de sus baladas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Me ha encantado la entrada puesto que este grupo
    es de mis favoritos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, no hay nada como aprender otro idioma, y sobre todo el inglés, con canciones. Es una de las vías más divertidas. Os dejo también una dirección en la que encontrar canciones con las que aprender algunos phrasal verbs: http://blog.myoxfordenglish.es/2013/11/canciones-para-aprender-phrasal-verbs.html ¡Espero que os guste!

    ResponderEliminar