Opiniones y reseñas literarias, musicales y más

lunes, 14 de abril de 2014

Scorpions: We'll Burn the Sky

Hace muy poco tuvimos la suerte de poder asistir a uno de los conciertos que Scorpions dieron en Madrid. Fue un espectáculo memorable: un concierto apoteósico y muy emotivo que demostró que el grupo alemán sigue en plena forma a pesar de todo el tiempo que llevan en activo (el año que viene se cumple su cincuenta aniversario) y que volvió a confirmar que en España el heavy metal mueve a la gente y vende (las entradas para este concierto se agotaron en horas, igual que las del día anterior). Así que los promotores deberían tomar nota y evitar que muchos de los grandes grupos pasen de largo de nuestro país.

Como habréis supuesto después de esta introducción, el Metal Bookshop de hoy está dedicado a esta grandísima banda alemana. Scorpions son uno de los grupos más importantes que ha dado el heavy metal –para que luego algunos digan que el metal solo viene del Reino Unido o Estados Unidos–, artífices de infinidad de clásicos que han calado no solo en la comunidad metalera, sino en el público en general (¿hay alguien ahí que no conozca “Still Loving You” o “Wind of Change”?). En el post de hoy os hablamos de “We’ll Burn the Sky”, uno de los temas de su álbum Taken by Force.

Taken by Force es el quinto disco de estudio de Scorpions. Se publicó en 1977 y fue el último álbum en el que participó el guitarrista Uli Jon Roth, que abandonaría el grupo tras la gira de este álbum para ser sustituido por Matthias Jabs, que a día de hoy continúa en la banda. La portada original del disco, que muestra a dos niños jugando con pistolas en un cementerio, fue censurada en algunos países, como Francia, donde se sustituyó por otra en la que simplemente se muestra una foto de los miembros del grupo.

La letra canción “We’ll Burn the Sky” es en realidad un poema que escribió la patinadora y pintora alemana Monika Dannemann –entonces novia de Uli Roth, con quien mantendría una relación de diecisiete años– como homenaje a Jimi Hendrix después de su muerte. Monika Dannemann era la novia del famosísimo guitarrista en el momento de su muerte (de hecho, fue la última persona en verlo con vida) y llegó a asegurar que Hendrix le había propuesto matrimonio poco antes de morir. En 1995, incluso publicó un libro, The Inner World of Jimi Hendrix, donde presentaba una visión muy intimista de Jimi Hendrix, su filosofía de vida. Sin embargo, la relación de Dannemann con Hendrix, parece ser que no fue tan comprometida ni tan auténtica como ella pretendía describir, pues lo cierto es que en realidad tan solo se vieron unos días en el año que pasó desde que se conocieron hasta el fallecimiento del guitarrista americano, dando la impresión de que, al menos para él, su “relación” era algo totalmente esporádico, nada formal y, por supuesto, no monógama. Debido a esto, las malas lenguas han tildado a Dannemann poco menos que de oportunista y de aprovecharse de un papel de “viuda afligida” que nunca fue real. Pero aquí no acaba la cosa, porque se la ha llegado incluso a relacionar con la muerte del artista: Jimi Hendrix falleció en el hotel Samarkand de Londres el 28 de septiembre de 1970 ahogado en su propio vómito después de ingerir una mezcla de alcohol y una gran cantidad de barbitúricos. Monika Dannemann siempre dijo que Hendrix estaba vivo cuando llamó a emergencias y que incluso le acompañó en la ambulancia. Además, aseguró que estuvo esperando un rato en el hospital hasta que le comunicaron la muerte de Jimi Hendrix, insinuando incluso que hubo cierta negligencia por parte del equipo médico.


Hendrix y Dannemann la noche de la muerte del artista
 Sin embargo, diversos testimonios desmontan esta historia: según asegura el antiguo roadie James “Tappy” Wright en su libro Book Roadie, el manager británico de Hendrix, Michael Jeffrey, le confesó que él planeó el asesinato de su famoso representado para poder cobrar su seguro de vida de más de un millón de libras. Jeffrey habría contratado a unos sicarios que forzaron a Jimi Hendrix a ingerir vino hasta que se ahogó. Poco después de haber hecho esta confesión a Wright, Michael Jeffrey moriría en un accidente de aviación.  Y, aunque pueda sonar oportunista y haya sido desmentida por personas que conocieron tanto a Hendrix como a Jeffrey –como Bob Levine, manager americano del guitarrista que tilda la historia de Wright de “mentira gigantesca”–, el hecho de que uno de los médicos que estaba de guardia en el hospital en el que falleció el artista dijera que la versión esgrimida porWright era “plausible” y que la cantidad de vino que había en su cuerpo era “extraodinaria”, hasta el punto de que incluso “sus pulmones y su estómago estaban completamente llenos de vino” no hace sino añadir más leña al fuego y alimentar la leyenda. Nada de esto ha sido demostrado nunca, y las diferentes teorías sobre la muerte de Jimi Hendrix no dejan de ser eso, teorías, la mayoría conspirativas, y lo cierto es que nunca podremos saber la verdad, pues Monika Dannemann fue hallada muerta en su coche por intoxicación de monóxido de carbono después de haber perdido una batalla judicial contra otra amante de Hendrix, Kathy Etchingham, que daba otra versión totalmente distinta sobre la muerte del artista. En su página web, Uli Jon Roth mantiene un espacio dedicadoa Monika Dannemann, la mujer con la que compartió su vida durante diecisiete años.

Fuera Monika Dannemann una oportunista, una despiadada asesina o una pobre mujer que perdió al amor de su vida, lo cierto es que no importa: “We’ll Burn the Sky” es una canción magnífica e incluso aunque Monike Dannemann hubiera sido una farsante, su letra resulta creíble. Esto probablemente es debido a la gran emotividad que aporta la voz de Klaus Meine al tema.

La canción es, fundamentalmente, una elegía a Jimi Hendrix, una demostración de lo que su pérdida supone para Monika Dannemann.

En la canción, Dannemann da a entender que Hendrix era lo que daba sentido a su vida:

I found myself through you
And there was love in my life
I felt always naturally high
And my love had a home
(Me encontré a mí misma a través de ti
Y había amor en mi vida
Siempre me sentía extasiada de forma natural
Y mi amor tenía un hogar)

Pero debido a su pérdida ahora su “mente comienza a extraviarse” (“But now my mind has started to roam”).

El tema continúa valorando lo que Hendrix significaba para Monika Dannemann:

My dreams recall us being one
I've searched for you to be free
The force of life you have always been
(Mis sueños recuerdan que éramos uno
Te he buscado para ser libre
Siempre has sido la fuerza de la vida)

Pero a pesar de la muerte de Hendrix, Monika no pierde la esperanza de volver a reunirse con él, e incluso cree que Hendrix se está comunicando con ella:
There is a voice in my head
It belongs to you, it says
Don't cry, no need to be sad
There's a way to stay with you again
It's more than you ever had
And no death brings us apart
Our timeless love always grows
Because you are my other part
(Hay una voz en mi cabeza
Te pertenece a ti, dice
No llores, no hay que estar triste
Hay una forma de estar contigo otra vez
Es más de lo que nunca has tenido
Nuestro amor eterno siempre crece
Porque tú eres mi otra mitad)

Así que, la canción finaliza con Monika Dannemann convencida de que a su muerte se reunirá con Hendrix:

We'll burn the sky
When it's time for me to die
(Quemaremos el cielo
Cuando sea mi momento de morir)

Como veis, se trata de una letra (o un poema) muy emotivo, pero también un tanto oscuro, que algunos podrían interpretar casi como una carta de suicidio (y sí, Monika Dannemann se suicidó, aunque casi veinte años más tarde).

Aquí tenéis una actuación de Scorpions donde interpretan este tema. Os recomendamos que, si no conocéis la canción, la busquéis en YouTube, porque merece la pena escucharla.


Podéis comprar la canción "We'll Burn the Sky" en iTunes aquí por 0,99 euros.
También podéis comprar el cd desde 18,06 euros aquí.







4 comentarios:

  1. Bonita historia :) aunque algo ensuciada por tanto oportunismo para buscar en la muerte de Hendrix algún beneficio. Aún así tanto la letra como la historia me parecen geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia está llena de teorías conspirativas, pero la canción es buenísima.

      Eliminar
  2. De nuevo, una banda que me encanta. Qué rabia me dio quedarme sin entradas para el concierto de Madrid... En cuanto a la canción, no conocía su historia.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  3. ¡Temazo!, y sí, yo estuve en Madrid :D

    ResponderEliminar